Entrevistas

Carlos Más, productor musical en exclusiva para la web oficial de Los Gofiones

Carlos Más, productor musical en exclusiva para la web oficial de Los GofionesCarlos ha trabajado con nosotros en diversos trabajos discográficos, y actualmente se encuentra produciendo la grabación del que será el próximo disco de Los Gofiones.


El tiempo es oro, y Carlos Más aprovecha al máximo sus visitas a Gran Canaria para trabajar en el estudio, así que nuestra entrevista transcurre a primerísima hora de la mañana entre el trayecto que separa su hotel del aeropuerto, y acto seguido en la cafetería del mismo.

Carlos (CM-.) contesta a los lectores de nuestra página (LG-.)

LG-. Quería participar en esta entrevista como hice en la anterior pero no sabía muy bien qué preguntarle a un Productor Musical, así que creo que la gran pregunta es ¿Qué es un Productor Musical?.

CM-.
Buena pregunta... el Productor Musical viene a ser el "director" en la grabación. En un estudio está la figura del técnico, que se encarga de "microfonear" y llevar la parte técnica, valga la redundancia; que conoce el material, que tiene recursos para hacer que la cosa suene como quiere el productor... El productor es quien entiende la obra en su contexto musical y artístico, y el que hace de intermediario entre el músico y la técnica.

En mi caso hago tanto el trabajo de producción como de técnica. Una vez colocado el micro comienza mi faceta como productor. Dialogo con el músico... "vamos a repetir por este motivo" o "vamos a cambiar este arreglo, a ver si lo hacemos de esta forma o de esta otra"...

LG-. ¿Cuántos años lleva trabajando como Productor Musical?. ¿Cómo fueron sus comienzos?. ¿Tenía experiencia previa en el mundo de la música?.

CM-. Comencé a trabajar en estudios con mi amigo Clemente Tribaldos, quien llegó a Tenerife a comienzo de los 80. Lo conocí porque en aquel momento pertenecía al grupo "Aythami" de la Casa de Venezuela. Él se interesó por nosotros y yo me agarré al estudio de Clemente como agua de mayo, porque era justamente lo que andaba buscando pero no sabía cómo acceder a ese trabajo. Estuve trabajando con él hasta el 85, cuando se fue, y me ofrecieron un puesto en "Manzana" como técnico y productor.

En cuanto a la experiencia musical, estudié guitarra clásica con un profesor particular, en casa, no llegué a ir al conservatorio...y lo que acabo de comentar, mis padres se hicieron socios de la Casa de Venezuela, y mucha gente joven montamos este grupo que nos dio bastante meneo, viajes, premios...y luego toda la música que escuchaba por mi cuenta, digamos que lo llevaba interiorizado.

LG-. ¿Cuál fue el primer disco que grabó como productor?.

CM-.
Uff... no recuerdo bien. Creo que una de las primeras cosas que hice fue un disco de Los Huaracheros, donde toqué el bajo y eché una mano en las mezclas, pero como producción las primeras cosas que hice fueron jingles de publicidad.

LG-. ¿Tiene alguna preferencia en cuanto a estilos de música a la hora de grabar un disco?. ¿Qué resulta más complejo, grabar un disco de música pop o uno de folclore bien hecho?.


CM-.
No tengo ninguna preferencia. Yo básicamente vengo del mundo del Rock&Roll, es lo que he escuchado toda la vida, pero me acerqué al folclore desde el principio. He grabado absolutamente de todo, no me encuentro más cómodo en una cosa que en otra. Lo divertido es ir cambiando un poquito de palo de vez en cuando, pero últimamente estoy haciendo bastante folclore. No es que sea más o menos difícil. El folclore tiene un componente sutil, especial, un cierto rigor que mantener. Cuando tratas con músicos hablas de los mismos principios, que las cosas estén ajustadas, afinadas, para luego empezar a hablar de música.

LG-. ¿Recuerda alguna anécdota graciosa (que se pueda contar) ocurrida en anteriores grabaciones con Los Gofiones?.


CM-.
¡Hombre! (risas). La anécdota más graciosa que me ha pasado con Los Gofiones es a cuenta de la grabación del disco "Cuba". El grupo insistió mucho en que acudiese a la presentación, cosa que no sabía si podría hacer por problemas de agenda. Resulta que me fui a una minigira por Galicia y en Madrid cambié el billete de vuelta, de Tenerife a Gran Canaria. Fue justo el día siguiente de salir la Unión Deportiva de 2ºB. El caso es que llegué a media mañana al Hoyo (estación de guaguas) y llamé a mi amigo Carmelo, que apareció con la motito. Me subí en la vespa, sin casco, con el portatrajes en la espalda y me llevó a desayunar al "Tatono" (junto al Estadio Insular). No hacemos más que entrar en el bar y grita: "¡Éste es chicharrero!". Y pasé los quince minutos más graciosos de mi vida desayunando allí, porque me dijeron de todo, y él se ocupó de que no aflojaran, claro. Las cosas de Carmelo...

LG-. En los últimos años ha entrado bastante gente joven al grupo, y con un perfil más profesional. ¿Ha notado la diferencia en esta grabación con respecto a las anteriores?.


CM-.
Pues claro. Se nota que hay más gente cualificada para resolver determinadas cosas, lo cual está bien porque cada uno tiene su forma de expresarse, su sonido, su instrumento...y eso siempre está bien.

LG-. De todos los artistas que ha grabado ¿con cuál se quedaría, por su calidad y profesionalidad?¿Alguna anécdota curiosa en el estudio con algún artista conocido?.


CM-.
Buff... ¡Son montón!. He trabajado con muchísima gente... Pero yo, últimamente haciendo memoria, le comentaba a un amigo que tal vez la semana en la que creo que más he aprendido fue cuando estuve en Argentina grabando con Rodolfo Mederos para el disco "Tango" de Los Sabandeños. Estuvimos una semana con Toni Parera Fons, maestro de todos nosotros, aprendiendo y haciendo cosas que no me esperaba. Ese disco fue nominado después por la S.G.A.E. como mejor grabación del año, así que creo que define un poco de qué estoy hablando.

LG-. ¿Con qué artista, de los que aún no ha grabado, le haría especial ilusión trabajar?¿Alguno que le hiciera ilusión en su momento y ya haya trabajado con él/ella?.


CM-.
A mí de jovencito me gustaba mucho el Rock Sinfónico, y me sigue gustando. Peter Gabriel, Yes, Génesis... me hubiera gustado grabar a cualquiera de ellos, especialmente Yes. O a los Rolling Stones (Risas), debe ser muy divertido grabar a esta gente.

Que me hiciera ilusión y ya haya grabado... tenía mucho interés en su momento en conocer a Sabina, y vino a hacer una colaboración con "Taller" (Taller Canario). Fue muy divertido, y no cuento más porque... (Risas). Pero me lo pasé muy bien, un encanto el tío.

LG-. Supongo que debe ser duro pasar tantas horas dentro de un estudio. ¿Hasta qué punto es importante que el productor domine el componente psicológico, más allá de sus cualidades musicales?.

CM-. Bueno. Si no te buscas la vida de alguna manera para que la gente te soporte después de estar metiéndoles tanta caña durante tantas horas y que mantengan el pabellón en su sitio, no vas a ningún lado, es fundamental. Tengo una vaga idea de cómo lo consigo, pero básicamente creo que es entusiasmo. La gente lo que ve en mi método es ganas de hacerlo bien y ansia. Creo que transmito eso más que aplicarme a un método.

LG-. Tengo entendido que también realiza conciertos en directo como técnico de diversos grupos. ¿Qué le aporta un directo que no tiene el trabajo en estudio, y viceversa?.

CM-. El directo es la inmediatez. Te obliga a pensar sobre la marcha, lo cual me viene muy bien, porque en el estudio te da tiempo a pensar las cosas mucho y te haces con una perspectiva analítica, fría. En lo demás es música, producir algo que de una sensación determinada que tú estás buscando. Es muy importante entender en un directo qué estás haciendo y hacia quién se dirige, tú eres el público en ese momento.

Y al revés, el estudio lo que me aportó en su momento, cosa que me dio hasta algún problema, fue aplicar técnicas de microfoneo, utilizar una serie de materiales que no eran propios del directo en aquella época, y que ahora sí lo son. Yo entendía que si funcionaban en el estudio tendrían que funcionar en un escenario, y mucha gente no entendió eso al principio. Ahora son estándares en cualquier escenario.

LG-. Entre la crisis y las descargas por internet ¿Cómo ve el negocio discográfico a día de hoy?. ¿Realmente ha sido negocio alguna vez para los artistas canarios, o el disco es sólo publicidad de cara a los conciertos?.

CM-. Pues... mal. Mal porque las estructuras que existían hasta ahora están desapareciendo y el negocio, porque a fin de cuentas uno vive de eso y no deja de ser un negocio, depende en mi caso de que me contraten. A nosotros nos contrataban las compañías discográficas, y al no existir compañías pues ya no nos contratan.

El negocio de los discos fue negocio para cualquiera que vendiera mucho en cualquier parte. Aquí era más difícil vender muchos discos, obviamente, porque estábamos lejos de los circuitos, pero se dieron casos curiosos de gente que consiguió vender bastante. Actualmente sí que el disco es más una herramienta de cara a las actuaciones en directo que otra cosa, porque vender un disco es realmente complicado.

LG-. A día de hoy cualquiera tiene un "estudio" en la azotea de su casa, y cualquiera se considera cantante, sobre todo con la proliferación de programas tipo "Operación Triunfo". ¿Cree que está debidamente valorada la profesión de músico en nuestra sociedad?.¿Y la de productor musical o técnico?.¿Cree que debería haber algún tipo de control por parte de las administraciones sobre el intrusismo profesional en este campo?.

CM-. Un estudio no... con todos mis respetos yo los llamo "cuartos con ordenadores". La infraestructura de un estudio, para quien conozca lo que es un estudio, es una cosa bien distinta, y muy cara.

En cuanto a los cantantes, que cualquiera se considere... que aspiran en todo caso a que se les reconozca. Lo que piense cada uno de sí mismo... cada uno es libre de pensar lo que quiera, no me parece mal.

A la segunda pregunta... más que poco valorada o muy valorada es totalmente desconocida, incomprendida. La gente no sabe muy bien a qué se dedica el músico, de qué vive, si es la bohemia o es una cosa seria. Es un poco extraño el conocimiento que se tiene de la música en general. Y la de productor todavía es más desconocida. No es valorado, en absoluto, ni en el sentido negativo ni en el positivo, la gente desconoce totalmente a qué nos dedicamos.

Alguna parte de control en cuanto al intrusismo... hasta hace muy poco en este país no existía un programa de estudios que te permitiera tener un título a este nivel, entonces entiendo que si ya existe una titulación, para poder trabajar en algo igual que un médico debe estar colegiado, y un arquitecto, y un ingeniero y demás... la gente que trabaje en esto debe estar titulada, lógico.

LG-. ¿Cómo definiría el disco que están grabando Los Gofiones actualmente?.

CM-. (Risas) De momento no voy a definirme, porque todavía no lo he terminado. Estamos en el proceso de que se sigan creando muchas cosas. Déjame que lo termine y te digo algo.

LG-. Supongo que habrá tenido la oportunidad de visitar muchos estudios de grabación, a nivel nacional e internacional. En su opinión ¿cuál es el nivel de las instalaciones (estudios de grabación) en las islas?.

CM-. Bueno...estudios de grabación grandes... yo tengo dos estudios que tienen unos 100m2 y son estudios pequeñitos si aplicamos los baremos de lo que son los estudios "de verdad" en el mundo, lo que yo considero estudios de verdad. En Canarias no hay estudios de esas dimensiones. Estoy hablando de estudios donde puedas meter a una orquesta sinfónica a tocar, o al menos una sección. Esas infraestructuras no las hemos tenido en Canarias.

LG-. Perdone si en mi ignorancia hago una pregunta inadecuada, pero ... ¿Que diferencia a un Productor Musical de un Mecenas?.

CM-. Bueno, un Mecenas es un tío que promociona arte desinteresadamente rascándose el bolsillo. El mecenas pone dinero y el Productor Musical pone arte y pone conocimientos, no pone dinero. En todo caso el mecenas le paga al Productor Musical. Existe otra cosa que es el Productor Ejecutivo que es el que mueve el presupuesto. Mueve el presupuesto de quien lo ponga, bien sea la discográfica, ya sea el grupo... quien lleva la producción ejecutiva es alguien que gestiona económicamente el proyecto, y el que se encarga de la producción artística es quien gestiona artísticamente el proyecto, ya un poco expliqué antes de qué se trataba.

LG-. ¿Por qué no se venden sus discos en La Península (incluido Portugal)?.

CM-. Porque ya nadie vende discos en ningún sitio. Existen muy pocas compañías actualmente... no acceden fácilmente a adquirir productos, a promocionarlos porque cuesta dinero y los números no salen... porque el tema de la música folclórica siempre ha sido un nicho no excesivamente amplio dentro del mercado. Quizá no han tenido el apoyo suficiente como para haber accedido a eso, y también porque su proyecto musical iba por otros derroteros.

LG-. ¿Que tal se entiende con su director?. Me imagino que usted sabrá mucho de música, pero él es un gran músico.

CM-. Víctor y yo nos conocemos desde hace muchísimo. Me llevo súper bien, lo respeto muchísimo, y él sé que me respeta mucho. Trabajamos muy bien juntos, nos lo pasamos realmente bien haciendo cosas, porque vamos siempre con un boceto a las grabaciones y acabamos grabando cosas de verdad. Realmente me gusta mucho trabajar con él. Toca mucho y es un grandísimo músico.

LG-. Según he escuchado, es uno de los mejores productores en Canarias. ¿Dónde ha obtenido tanta sabiduría y experiencia?.

CM-. Currando y currando, y leyendo todo lo que caía en mis manos. Y por supuesto poniendo mucha atención durante tantos años, porque todos los días se aprende.

LG-. ¿Cuánto tarda usted en grabar un disco como el de Los Gofiones? ¿De qué depende?.

CM-. Depende del repertorio, de los arreglos, de la cantidad de temas, de la dificultad de los temas, del acierto o no del arreglo. Los Gofiones en general se saben cubrir bien de buenos arreglistas. A veces las cosas se ven de una manera en el papel y cuando se tienen que ejecutar plantean problemas que extienden la grabación. En una situación normal, una grabación de un disco de unos doce temas estamos hablando de unas 250 o 300 horas de grabación, y luego la mezcla. A mí generalmente me suele salir a tema por día, la mezcla, entre siete u ocho horas diarias mínimo.

LG-. ¿Qué factores o equipos cree que son los más importantes para la captación del sonido?.

CM-. La captación de sonido es una cadena, y el eslabón más débil la rompe, o sea que todo. Lo que es absolutamente fundamental es tener una escucha fiel. La escucha son los altavoces y la sala. Una sala puede hacer que unos muy buenos altavoces suenen mal, o que no suenen como deben, con lo cual te confunden. Si no tienes una escucha en condiciones, y eso sí es caro de resolver, ya vas mal. Puedes tener cualquier cosa que no vas a poderle sacar partido a nada. Y en cuanto al resto, realmente hay cosas sorprendentes que se pueden hacer con micrófonos no muy caros, la experiencia en eso es un grado. Al principio uno es muy marquista, modelo y todo caro, y resulta que al final se resuelven cosas con materiales de otra dimensión económica, aunque hay cosas que sólo puedes hacer con material caro.

LG-. Hola Carlos, ¿Qué altavoces me recomendarías para montar un estudio de grabación de calidad media-alta?. Y entre marcas, ¿ Por cuales apostaría usted?.

CM-. Mmm... altavoces que se puedan comprar, que no cuesten una fortuna... "2 vías". Yo considero que las "3 vías" son fundamentales, hay que tener una escucha grande a 3 vías por la cuestión de los medios. Y a mí, personalmente, la caja que más me gusta es la BF15 de DYN Audio. Es una caja con la que me encuentro muy cómodo, pero vale unos 3.000 €.

LG-. He escuchado que hay que tener altavoces malos y buenos en un estudio (malos porque son los que tiene todo el mundo y buenos por la fidelidad que tiene el sonido, y ésta se corresponde más con la realidad) ¿Es un mito?.

CM-. Bueno... es un mito al que se aplicó mucha gente. Hubo una época en la que había una caja... la NS10 de Yamaha, una cajita pequeña de Alta Fidelidad. Alguien conocido la puso una vez en un estudio , se corrió la voz y resulta que eran tan baratas que todo el mundo acabó comprando NS10 y era la caja de referencia, porque cuando alguien llegaba a un estudio y no conocía las cajas lo escuchaba por las NS10 que era las que tenía también en su casa. A mí, que tuve NS10, jamás me gustaron cómo sonaban y no las usaba. Tenía más de mito que de real, aunque sí es cierto que hay que escuchar las cosas a distintos volúmenes y con distintos altavoces, pero buenos, porque un altavoz malo lo único que te produce es confusión.

LG-. ¿Qué diferencia hay entre monitores y altavoces para un estudio?. ¿Qué proporciona mayor calidad?.

CM-. Monitor de estudio y altavoz de estudio es lo mismo, son sinónimos. No tienen por qué estar pensados expresamente para un estudio, simplemente un altavoz mientras más caro es más calidad ofrece, teóricamente. Más fieles son.

LG-. Como aficionado a Los Gofiones y después de haber requete escuchado el disco 30 Años de producción suya, ¿Pretende superar la calidad sonora de este nuevo disco?. ¿Cómo?. Cuéntenos algún truquito.

CM-. (Risas)...vamos a ver... yo intento siempre hacer las cosas mejor, de hecho no he grabado nunca un disco igual que el anterior, aunque siempre hay cosas que inevitablemente se hacen igual, pero procuro microfonear de forma distinta, utilizar previos distintos, hacer pequeñas modificaciones, para experimentar. Muchas veces me he arriesgado más de la cuenta, pero no me ha ido mal.

¿Algún truco?...mmm... más que truco técnico, truco de producción... propongo a la gente que utilice "pares estéreos" para grabar secciones grandes, y luego combinarlo con instrumentos recogidos individualmente con microfonía más cerca. Que experimenten con esas sensaciones, hay que tener una sala que tenga una acústica controlada para hacer eso, pero da mucho juego.

LG-. En algunas de las fotos que hemos visto en la página web sólo están los púas en el estudio de grabación, aunque después suena el disco y parece que están sonando todos juntos. ¿Cómo se graba un disco?.

CM-. Bueno, de muchas maneras. Hay cosas que tienen una especial dificultad, por ejemplo hablando de las púas, el pulso del trino de cada persona no es exactamente igual, entonces hay veces que justamente eso es un beneficio, porque produce una sonoridad, y otras veces eso justamente es lo que no interesa. Entonces unas veces sueles grabar a una sola persona para que haga las tres voces del arreglo, y otras se utilizan secciones (todas las púas juntas). Yo suelo combinar mucho una cosa con la otra. Tocar lo más parecido a un directo, si hay gente con técnica suficiente, con estabilidad rítmica, es mucho mejor que hacerlo uno por uno.

LG-. ¿Cómo ha visto la evolución del grupo desde que les grabó la primera vez hasta ahora?.

CM-. Bueno, ha cambiado un montón de gente. El primer disco que yo grabé con Los Gofiones fue "Te lo voy a decir cantando". Aparecieron por el estudio un jueves y se fueron el domingo, alguien terminando de grabar la percusión y la guagua tocando la pita en la calle. Aprovechábamos hasta el último minuto porque salíamos a las tantas. Ahora salimos a las tantas, pero en vez de grabar los discos en "casi directo", nos pegamos las doscientas o trescientas horas. Es muy distinto, con lo cual te puedes imaginar la diferencia que puede haber entre unas grabaciones y otras. En aquella época la dirección y los arreglos tenían una dimensión y desde la entrada de Víctor el grupo tiene una línea y un estilo mucho más marcado si cabe, que Los Gofiones siempre lo tuvieron. Ha cogido un rumbo que se mantiene hasta ahora.

LG-. ¿Cómo fue la experiencia de grabar a Silvio Rodríguez en el disco Cuba?.

CM-. Pues me lo pasé súper bien. Estuvimos dos horas, entre grabaciones y conversaciones, y la verdad es que estuvo muy bien. Yo había conocido a Silvio cuando estuvo en Tenerife grabando "El Unicornio" para Los Sabandeños, y hemos coincidido en alguna otra ocasión...


Carlos Más-. Espero que no se aburran mucho leyendo la entrevista, y que los consejos puedan servir de algo. Y al que esté en esto de la música mucho ánimo, que el que vale, sale, y hay que tener fe.



Archivos de la noticia

Carlos Más


Facebook YouTube Twitter

© Copyright 2009 Agrupación de Música Popular Los Gofiones Alcalde Díaz Saavedra, 2 - 1ª Planta 35001 Las Palmas de Gran Canaria - Islas Canarias - España