Entrevistas

"Nunca he sido un juerguista ni esclavo de mi voz" (La Provincia)

J. DE AGUILAR Perico Lino, es uno de los fundadores que quedan en activo de Los Gofiones, ha ejercido desde 1969 numerosas funciones dentro del marco gofión, desde presidente hasta solista vocal.

Pedro González Lino (Las Palmas de Gran Canaria, 1931) es padre de cuatro hijos del matrimonio con María Ángeles Suárez Domínguez, Maruca. Ambos están embelesados con Alicia, su única nieta. Hijo Predilecto y Medalla de Oro de Gran Canaria, y pregonero de las fiestas de Valsequillo y Tegueste (Tenerife), afirma que "nunca pensé en mi vida que sería homenajeado, sino en divertirme con Los Gofiones". Eso sí, reconoce que la concesión del Premio Canarias a su grupo (al que ya estuvo nominado) "sería un broche fantástico antes de terminar mi trayectoria".La exitosa y dilatada existencia de Los Gofiones no podría entenderse sin la figura de Perico Lino. A sus bien llevados 78 años, el cofundador del citado grupo folclórico, del que también fue director y presidente, sigue vinculado al mismo como guitarrista y solista, con la misma ilusión que hace 41 años.

Desde muy joven, Perico Lino se sintió atraído por la guitarra y su tío Juan José Vega Bordón le enseñó a tocar el que es su instrumento preferido, aunque también domina el laúd, la bandurria y el timple. Pese a todo, al presidente de honor de Los Gofiones lo que más le gusta "es cantar".

Antiguo miembro de la parranda base del programa televisivo Tenderete, Perico Lino fue amigo del inolvidable Nanino Díaz Cutillas: "Se nos fue demasiado joven; era una piedra básica de nuestro folclore".

En 1968 se crearon Los Gofiones y en el 69 se presentaron al público en el teatro Pérez Galdós: "Varios amigos de Totoyo Millares fuimos convocados para reactivar nuestro folclore, que estaba decaído. Nos reunimos en el Jardín Canario, arropados por mucha gente de la Cultura canaria. Totoyo expuso lo que él quería del grupo que pretendía formar y nos pareció una idea magnífica, que fructificó. Éramos poco más de 20 componentes; hoy somos 38, aunque de aquella época fundacional únicamente quedamos Sergio García-Beltrán y yo".

Las comparaciones entre Los Gofiones y Los Sabandeños son inevitables: "Los Sabandeños se han vendido mejor, han tenido mejor marketing que nosotros, que no nos preocupamos de ganar dinero con el grupo, sino de satisfacer nuestros deseos y darle gusto a la gente. Para mí es un orgullo enorme estar en un grupo de la categoría de Los Gofiones, que con los años ha ido mejorando su nivel. Nuestro director actual, Víctor Batista, sabe mucho de música y de cómo dirigirnos". Perico Lino reconoce que para él no ha sido fácil compaginar su vida laboral y familiar con Los Gofiones: "La gran sufridora de esto ha sido mi esposa, que tiene una gran parte del mérito de lo que he hecho yo, porque he tenido muchas ausencias de mi casa".

Ligado durante su vida laboral a los seguros, hoy, ya jubilado, recuerda riendo que gracias a su trabajo no se iba de juerga tras los ensayos, y que algunos compañeros tuvieron que dejar el grupo, pues sus esposas les dieron a elegir entre la familia o la farra.

Reconoce que nunca pensó que Los Gofiones "llegase al nivel que tiene actualmente. Creo que le hemos aportado mucho a la música canaria, y hoy somos un referente en las islas y en el exterior, pese a que ninguno en nuestro grupo es profesional".

Perico Lino es un rendido admirador de dos cantantes canarios ya fallecidos: Dacio Ferrera y Manolo González Mena. Ahora, disfruta con las voces de Abelardo García el Tormento, Pepe Afonso, Víctor Batista, Andrés García, Ico Arrocha, Mari Carmen González, Héctor González, Mari Carmen Mulet y Mariví Cabo, y afirma que su relevo como solista de Los Gofiones estará garantizado, "porque veo que hay cantantes que harán que no se note mi marcha".

Perico lleva más de cuatro décadas cantando, pero dice: "No he sido esclavo de mi voz; creo que el secreto está en no hacer excesos. Cuando un cantante emite una nota musical y el público con sus aplausos le exige que la mejore, comete un error al intentarlo; debe quedarse con esa buena nota".

En cuanto a recitales memorables de Los Gofiones, recuerda "el multitudinario y precioso homenaje a Dacio Ferrera en Santa Ana, y el que me hicieron a mí en el mismo lugar, que fue una gran sorpresa. Me temblaban las rodillas y fue emocionantísimo".

Perico Lino afirma, sin embargo: "Mi mayor satisfacción es que la gente me reconozca por la calle y me abrace, y también me reconforta cuando, tras los ensayos, los más jóvenes [que podrían ser sus nietos] se despiden de mí dándome un beso".

Y es que, como bien reza el dicho, quien siembra, recoge. Y Perico Lino se ha pasado toda su vida sembrando bonhomía.


Archivos de la noticia

Pedro Lino


Facebook YouTube Twitter

© Copyright 2009 Agrupación de Música Popular Los Gofiones Alcalde Díaz Saavedra, 2 - 1ª Planta 35001 Las Palmas de Gran Canaria - Islas Canarias - España